Opinión de los clientes. Cables Zensati.

LA EXPERIENCIA ZENSATI

Gracias a la generosidad de José Félix he tenido la suerte de poder probar durante un fin de semana un juego de cables de interconexión de la marca Zensati, totalmente desconocida para mí hasta hace muy poco tiempo.

Antes de nada, y para situarme, me puedo definir como aficionado a la música en GENERAL (nótese lo que está mayúsculas, para que no se me confunda con los que se declaran aficionados a la MUSICA con mayúsculas, segmentando este hermoso arte y superponiendo un estilo sobre los demás) Me gusta toda la música que sea capaz de comunicarme algo, mejor dicho que sea capaz de emocionarme.

Y a eso, a las sensaciones es a lo que me voy a referir. No voy por tanto a hablar de agudos, graves, curvas de frecuencia, respuestas subjetivas, etc.

Una vez colocados los cables de interconexión (no de modulación como acostumbran a decir algunos. Ya es peligroso que los cables modulen) entre el previo y la etapa, y con un tiempo prudencial de calentamiento del equipo me dispongo a escuchar algunos discos. Tengo que decir que en este tipo de pruebas suelo comenzar por discos que me gustan poco, vamos que nos son capaces de comunicarme emociones suficientes, y mi primera impresión es que esos discos parece que tenían algo que decir, vamos que algo había cambiado.

Paso ya a escuchar canciones y obras que me son más familiares, y tras unos instantes de incredulidad, mi reacción es ¡ joder !, (perdón por la palabra, pero expresa con claridad mis sensaciones), igual que cuando escuchas una obra en vinilo estando acostumbrado a oírla en CD, otro mundo.

A partir de ahí, de nuevo todo por descubrir. Y es cierto, aparecen aspectos hasta ahora ignotos:

– Mucha mayor densidad de sonido, no confundir con pastosidad, que llena el espacio entre las cajas. Si el sonido fuese materia el suelo de la estancia estaría soportando un incremento de peso considerable.

– Las canciones duran más. Cuando una canción llega al final y su tema se va repitiendo cada vez a un volumen menor, y cuando te esperas que termine, que es a lo que estás acostumbrado, se resiste y sigue más allá, ¡ pero bueno si eso antes no estaba ! En la primera ocasión piensas que no estabas atento, pero cuando en la siguiente canción te pasa nuevamente te das cuenta de que hasta ahora te estabas perdiendo algo.

– Lo silencios son más silencios. Está mucho más clara la barrera entre cuando hay (sonido) y el cuando no lo hay, lo que provoca que los silencios sean más profundos. Parece una bobada ya que el silencio es por definición la falta de sonido, pero hay que escucharlo.

– La música relajada, natural, lo que no quiere decir ni suave, ni sosa, sino sencillamente como es. Quien haya estado junto a un violín o un piano, no te digo ya una batería, una trompeta o un bajo eléctrico, sabe que su sonido natural no es ni mucho menos suave, por tanto ¿por qué nos empeñamos en que nuestros equipos suenen suaves en lugar de naturales?

– Esa sensación de recrear el directo en tu propia sala, siendo imposible, está mucho más cerca, parece que allí tienes a los músicos y simplemente con levantarte podrías llegar a tocarlos.

Podría seguir enumerando sensaciones, pero me resulta bastante difícil definir con palabras lo que está en el nivel de las emociones.

Los cables Zensati, con tan breve estancia en mi casa, hoy por hoy me han reportado más satisfacción que la mayoría de los equipos, cables, cápsulas, accesorios, etc. que he probado directamente o he tenido la posibilidad de oír, y son muchos os lo aseguro.

Cuando los he retirado de mi equipo he tenido un doble sentimiento. Por un lado de pena, ya que a partir de ahora echaré en falta ese plus que aportan sobre otros cables buenos o muy buenos, pero por otro lado con la satisfacción de haber experimentado un nivel superior en fidelidad (en este caso verdadera hi-fi) en la escucha de este hermoso arte que es la música.

Muchas gracias José Félix.

Santiago Garrudo.

Esta entrada fue publicada en Opiniones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .