Foros, grupos, … en la red

Por las peticiones de varios amigos y clientes volvemos a reproducir este texto, de febrero de 2012, que lamentablemente su contenido sigue siendo totalmente actual.

Nosotros apoyamos, y nos encantaría, que para poder hacer algún comentario en cualquier foro o página abierta de la red, fuese totalmente necesario mediante DNI electrónico o similar, la identificación real de cada participante, no necesaria solo para el visionado.
En nuestra opinión así si se conseguiría una red de una cierta calidad y fiabilidad en opiniones y consejos.

Saludos.
José Félix Fernández

 

 

Foros en general y en nuestro caso de Audio

Por la insistencia de varios amigos y también de clientes, le he dedicado algo de tiempo a darme una vuelta y ojear diversos foros de audio, que sobre todo son de aparatos y no de música, sorprendentemente, pero así es la vida o así somos los humanos.

A veces nos preguntamos el porqué del triunfo (en audiencia) que tienen los programas del corazón, simple y llanamente porque a muchas personas les encanta el “cotilleo”, cosa que también se ve y mucho en los foros.

Sigamos adelante; generalmente lo que he visto en los foros desde mis estudios sobre el sonido (académicamente), mis años de trabajo en estudio con colaboraciones en grabaciones en auditorio, iglesias, montajes de directos y los años que llevo combinando, aconsejando, instalando, haciendo grandes amigos y vendiendo componentes de audio, he llegado a la conclusión (imagino que muchos de vosotros también) que los foros entrañan bastante riesgo y son un foco de confusiones.

En los foros están los que no tienen otra cosa que hacer y pasan sus horas muertas enganchados, otros que no tienen ni idea del tema y desgraciadamente gracias al anonimato de internet se dedican a expandir su desconocimiento y confundir a personas que no saben mucho y se fían de lo que leen, porque siempre se suele hacer más caso a algo que está escrito (aún desconociendo su procedencia real) que a las palabras de otra persona. Luego están, estos son aún más peligrosos, los que escondiéndose bajo pseudónimos o nombres y ubicaciones falsas, se dedican a tirar por tierra gratuitamente el trabajo de las empresas de su competencia y a alabar el suyo propio, el de su amigo o su comisionista. Si algún profesional, amiguete o similar quiere entrar a recomendar o debatir cualquier cosa, debiera tener la decencia ética de identificarse como tal, todo sería mucho mejor, más limpio y coherente. Pero ya se sabe, los que se ocultan, mucho tienen que ocultar. También está la gente normal que lee por curiosidad sobre el tema y simplemente intenta informarse.

Como anécdota, hace unos años una muy conocida marca de electrónicas anunció la introducción en el mercado de un nuevo producto para una fecha concreta, pues bien pasada esa fecha decenas de mensajes, en un foro no español, decían que habían escuchado dicho modelo y que no era bueno, que no merecía la pena, que patatín que patatán. A los dos días una persona identificándose como el export sales de dicha firma, comentó que esas personas debían ser videntes ya que habían tenido un problema logístico y no había salido ni un solo aparato de fábrica. Por su puesto los que se llenaban la boca diciendo “qué malo … “ no dijeron ni esta boca es mía y curiosamente a los pocos días ese hilo de foro se eliminó.

También se suele comentar lo que interesa y no lo que no interesa, por ejemplo firmas concretas dicen: Llevamos el mismo transistor o procesador que este otro modelo de la competencia que vale 5 veces más. Hasta aquí correcto pero no dicen que ellos llevan uno o dos y la otra marca, para hacer lo mismo, lleva 8 ó 10 y otras innovaciones circuitales o de chasis, pero esto no interesa comentarlo. Las cosas no hay que hacerlas más complicadas de lo que son pero tampoco más sencillas de lo que son.

Yo creo que no se debe admitir el todo vale, como se hace muchas veces en política, para conseguir “atrapar” una venta. Personalmente soy partidario de disfrutar con la música (los que me conocen bien lo saben) y no como está muy de moda ahora (perdonad por la expresión) “a ver quién la tiene más grande”, configurando sistemas Frankenstein en los cuales lo único que prima es la cantidad de dinero a gastar o a ganar y no la reproducción musical coherente que transmite emociones y nos hace emocionar.

Después de mi experiencia, estoy aún más convencido que hay que fiarse y sobre todo disfrutar con personas conocidas y con el trato personal, no con textos y personas imaginarias rodeadas de bonitos neones de colores.

La música alegra, anima, emociona, nos hace recordar olores y momentos, relaja, la música es cultura. Escuchemos Música.

José Félix Fernández Peña.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amigos, Opiniones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.